julio 14, 2024

La Nave Del Misterio

Blog sobre noticias del misterio

Se multiplican los avistamientos de naves nodriza

Un piloto desvela los detalles del avistamiento de una nave nodriza de 40 Km de diámetro próximo a las costas españolas

Piloto comercial con más de 40 años de experiencia y 26.600 horas de vuelo a sus espaldas, el tinerfeño Juan Reyes, merece toda credibilidad. En enero de 2022, participó en el encuentro que Prisma organizó en Madrid para tratar de dar voz a los testigos de avistamientos ovni.

Aunque el sustantivo ovni se queda corto para encajar en la experiencia de Reyes porque lo que él vio, y fue corroborado por otro avión la noche del 12 de marzo de 1997, era de tamaño gigantesco, como una nave nodriza sacada de la Guerra de los Mundos o de Independence Day, dos de los films que pintaron a nuestros visitantes como invasores extraterrestres.

Los avistamientos de objetos de colosales dimensiones han ido en aumento en los últimos años. El último reportado en las redes sociales es este, difundido por Nagakura Seiji a través de Twitter, donde pone en acento, precisamente, en las intenciones de sus presuntos ocupantes cuando advierte que, “a partir de ahora, los ovnis gigantes demostrarán poco a poco que son amigos”, tal vez como una contrapartida al mainstream que les atribuye un riesgo para la seguridad de los espacios aéreos.  

El gigantesco objeto, oculto entre las nubes, se hace visible sólo cuando un relámpago rompe la oscuridad de la noche.

En este caso, es difícil precisar la autenticidad del vídeo, porque apenas proporciona información relativa al incidente, ni geográfico, ni temporal, ni si hubo más testigos.

Hay que ser cautos, pues en Internet abundan los fakes ya que la tecnología CGI para generar efectos especiales por ordenador, ahora está al alcance de todo el mundo. Podría ser el caso de un vídeo por un cámara profesional mientras grababa un time-lapse en La Libertad, Perú y que muestra un ovni de grandes dimensiones moviéndose entre las nubes, en agosto de 2016. Algunos sostuvieron que «la nave» no era nada más que una nube oscura, otros sugirieron que se trataba de una burda manipulación.

Años antes, el miércoles 14 de octubre de 2009, apareció una extraña nube circular en el distrito occidental de Moscú. Destacaba en ella un “halo” redondo y dorado que captó la atención de numerosos vecinos. Los meteorólogos locales rechazaron que se tratara de una nave extraterrestres, y calificaron el suceso de efecto óptico al filtrar la nube los rayos solares con esta caprichosa forma. Ha pasado a la historia de la ufología como uno de los “ovni nodriza” más espectaculares.

ovni captado en Moscú

ovni captado en Moscú

La tripulación del vuelo AEA 118 vio una megaestructura circular de 40 Km con dos luces muy fuertes en el centro

Por todas estas controversias, precisamente, el testimonio de un piloto resulta esencial. Ellos, mejor que nadie, saben distinguir una nube de otra cosa. Las atraviesan a diario, conocen cuáles son peligrosas, cuáles generan turbulencias y, además, los instrumentos de a bordo les proporcionan información.

Todo empezó pasadas las cuatro de la madrugada del 12 de marzo de 1997. Juan Reyes iba a los mandos del Boeing 757-200 de la compañía Air Europa. Cubría la ruta entre Nueva York y Madrid.

El vuelo AEA 118 se encontraba a 92 Km de las costas de Vigo cuando, de repente, algo llamó la atención de Reyes por debajo del avión. «¡Mira aquí delante!» -le advirtió nervioso a su copiloto, Tomeu Salvá.

Los tripulantes de, vuelo pudieron advertir una megaestructura con dos luces muy fuertes en el centro

Lo que ambos pudieron ver era una mega estructura circular con dos luces muy fuertes en el centro.

En una entrevista que mantuve con él, puedes verla al final del post, reconocía que no podía apreciar si estaba bajo el agua o sobre el océano. 

“La estructura tenía dos focos que lo alumbran todo con una luz blanca, y se percibe una especie de nube alrededor” -confiesa.

El avión de Reyes volaba a 39.000 pies (11.800 metros) de altitud y, a esa altura, al piloto canario le vino la imagen aérea de la isla de Gran Canaria, que tiene unos 40 kilómetros de diámetro, un objeto descomunal que, para colmo, no aparecía en el radar.

Tras dar parte Centro de Control de Tráfico Aéreo de Madrid, un avión de Iberia que cubría la ruta entre Montreal  y la capital de España, con 10 minutos de diferencia, pudo corroborar la presencia del gigante “artefacto” y sobrevolarlo en circular, lo que técnicamente se conoce como un 360.

Según el relato de Juan Reyes, el comandante del Iberia 6010 comunicó por radio a las 4.30 que «toda la información que ha dado el vuelo 118 es 100% correcta». 

A continuación puedes escuchar el impactante testimonio del piloto.

FUENTES: ESPACIO MISTERIO.COM

About Author